sábado, 27 de marzo de 2010

Nadie te ama como yo

Estamos concluyendo el tiempo de cuaresma y comenzando a vivir la Semana Santa.
Este es un tiempo propicio para descubrir y experimentar el amor de Dios Padre Misericordioso. De una manera especial Dios nos espera, con los brazos abiertos, para abrazarnos con un amor único.


Las parábolas de la Misericordia que encontramos en el capítulo 15 del Evangelio de Lucas nos muestran esta imagen de Dios que es todo amor y ternura.

Si tenés una Biblia te invito a buscar estas parábolas, éstas historias que Jesús cuenta para mostrarnos la verdadera imagen del Padre.

La Semana Santa es un tiempo que nos regala la Iglesia para dejarnos abrazar por Dios, es la Semana del Amor Mayor, en donde Jesús se juega por nosotras/os, nos rescata, nos salva para siempre y ya no morimos más.

Que lindo es que podamos experimentar el amor de Dios en nuestras vidas, Él solo espera que lo aceptemos y nos dejemos a abrazar con su ternura.
Que esta Semana Santa puedas abrir el corazón y dejarte amar por Él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada